Partes de la ternera: ¿cuál va mejor para cada receta?

Comer un delicioso plato de carne de ternera es un gran placer.

Para disfrutar su sabor y no desperdiciar nada, debes saber qué parte elegir.

Así tus platos aprovecharán mejor sus propiedades y quedarán aún más ricos.

En este post te contamos todo lo que debes saber sobre las principales partes de la ternera y cómo las puedes aprovechar en distintas formas de cocinarlas.

 

Cuáles son las partes de la ternera más tiernas

 

El solomillo y el pescuezo son las partes más blandas y más tiernas de la ternera.

El primero es una pieza de categoría extra, junto con el lomo alto y el lomo bajo.

Es una de las partes más apreciadas y se sitúa entre el costillar y los riñones.

Por este motivo, es jugoso y tierno.

Ofrece muchas posibilidades, ya que lo puedes preparar en filetes en forma de medallones (para hacer a la parrilla o a la plancha), crudo como steak tartar (el predecesor de la hamburguesa) o incluso asado.

El pescuezo es una pieza tierna, pero algo seca.

Nos gusta para preparar en taquitos o desmenuzar y utilizar en guisos o caldos.

Disfruta de nuestro delicioso solomillo: 1,5 kg de medallones de primera calidad que te llevamos a casa para que no tengas que moverte.

 

 

Cuáles son las partes de la ternera más jugosas

 

El solomillo es una de las zonas más jugosas de la ternera, como te adelantábamos antes.

Es una de las piezas a las que más partido le podrás sacar y su precio ronda los 30 euros por kilo.

Otra de las partes de la ternera más jugosas es el lomo alto.

Esta zona abarca las primeras costillas justo después del cuello del animal y de ahí salen piezas tan sabrosas como el chuletón.

Cuando le dejamos el hueso obtenemos chuletones y, si se lo quitamos, entrecotes. Ambos están exquisitos a la plancha, a la parrilla o salteados.

Se nos hace la boca agua solo de pensarlo.

 

Partes de la ternera con menos grasa

 

Si tu dieta actual es moderada en grasa, te recomendamos las partes extramagras de la ternera.

Es decir, las que contienen menos de un 5 % de grasa:

  • Solomillo (4,1%).
  • Contra (3,5 %), parte exterior de la pierna perfecta para el horno, la parrilla o la barbacoa (y también para empanar para los peques).
  • Morcillo (4,4%), el gemelo del animal que queda genial en un cocido.
  • Tapa (2%), el interior del muslo que puedes aprovechar para filetes y medallones.

Otras piezas que no son extramagras, pero que no tienen demasiada grasa son la cadera y la espaldilla, de donde puedes sacar unos buenos filetes.

Algunas como los chuletones que obtenemos del lomo pueden llevar hasta un 25 % de grasa, por lo que debes tenerlo en cuenta.

 

Partes de la ternera para guisar y disfrutar de recetas deliciosas

 

¿Eres un amante de los guisos?

Pues estas son las partes de la ternera que mejor quedan en estas preparaciones:

  • Espaldilla, una pieza muy gelatinosa por el centro.
  • Rabo, una delicia cuando se deshilachan.
  • Culata, una parte de la pata trasera muy carnosa y jugosa.
  • Babilla, zona cercana a la rodilla que queda genial en guisos porque es un poco dura.
  • Redondo, una de las carne sin nervios que más se disfruta en guisos.
  • Contra y aleta, piezas ideales para cocciones largas porque son duras y secas.

Si quieres acertar seguro, aquí tienes nuestro pack Toca Guiso.

Como todos nuestros productos, procede de la ganadería bovina que nosotros mismos cuidamos al aire libre, sin utilizar sustancias químicas.

 

 

¿Guisar y estofar es lo mismo?

 

Guisar y estofar no es exactamente lo mismo.

Un guiso es una forma de cocinar en la que se mezclan varios ingredientes y se añaden salsas y condimentos.

El estofado es un tipo de guiso (pero no todos los guisos son estofados).

Este último implica guisar a fuego lento y mezclar todos los alimentos mientras se hacen para aprovechar el jugo que sueltan los ingredientes.

Las mejores partes de la ternera para asar son estas:

  • Morcillo: es la parte baja de las patas; una carne magra, fibrosa y gelatinosa que puedes aprovechar en rodajas sin deshuesar.
  • Pecho: perfecto para los amantes de las carnes con tendón y tejidos.
  • Falda: sin hueso, pero bastante gelatinosa.

 

Partes de la ternera para filetes de 10

 

Los filetes son uno de los cortes más versátiles.

Los puedes cocer, freír, empanar, preparar a la plancha, a la parrilla, con salsas, etc.

Es importante sacarlos de las partes adecuadas de la ternera para que tengan una forma bonita y queden sabrosos.

Nuestros filetes favoritos son los de lomo bajo, pero también saldrán muy bien de estas partes: tapa, babilla, aguja, espaldilla y cadera.

 

Mejores partes de ternera para asar al horno

 

¿Te encantan las recetas al horno?

A nosotros también porque metes la comida con algunas especias o con una salsa y te olvidas hasta que está lista.

Lo ideal es utilizar partes de la ternera con poca grasa, como por ejemplo el rabillo, el pez (zona de la escápula), la espaldilla, el redondo o la contra.

 

Mejores partes de ternera para picar

 

La carne picada también tiene un sinfín de posibilidades.

Si la quieres para hamburguesas o albóndigas, te recomendamos la falda, la cadera o cualquier parte que se encuentre alrededor.

Verás que ricas te salen ahora.

 

 

En nuestra tienda solo encontrarás producto local, de kilómetro 0 y sin intermediarios.

Además, comprando colaboras a que nuestras ganaderías sobrevivan.

Y también nuestros pueblos de Sierra Norte de Madrid.


Warning: Use of undefined constant å - assumed 'å' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/delganadero/public_html/wp-content/themes/bridge-child/single.php on line 65