La importancia de la ganadería con el medioambiente

Ternera marrón de ganadería sostenible

 

El consumo de carne no ha dejado de aumentar en los últimos años y se prevé que lo siga haciendo, pero más lentamente.

Estos son algunos de los motivos según la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura):

  • El crecimiento de la población.
  • Los cambios en el estilo de vida.
  • El aumento de los ingresos.

 

Aquí entra en acción nuestro sector: La ganadería, responsable de la obtención de carne.

Para nosotros, no vale producirla a cualquier precio ni de cualquier modo.

Creemos en una ganadería sostenible que sea respetuosa con el medioambiente, que promueva la repoblación de las zonas rurales y que garantice el bienestar animal.

En este post, te contamos nuestra filosofía y cómo repercute en el entorno.

 

¿Por qué apostar por la ganadería sostenible?

 

Empecemos aclarando qué es la ganadería sostenible.

Es aquella que genera la cantidad de carne necesaria para cubrir las necesidades de la población de forma respetuosa con el medioambiente. Es decir, haciendo un uso responsable de los recursos naturales y asegurando que las próximas generaciones tienen futuro.

¿En qué consisten nuestras prácticas sostenibles?

Básicamente, en hacer las cosas como se han hecho toda la vida, desde la prehistoria.

Criando a los animales en amplias hectáreas y fomentando el desarrollo de especies autóctonas. De este modo, los animales interactúan y se alimentan de la naturaleza de forma natural, haciendo que esta siga sus ciclos habituales.

Este conjunto de prácticas se conoce como ganadería extensiva.

De hecho, cuenta con ventajas bastante interesantes:

  • Se regenera el suelo, siempre que se evite el sobrepastoreo.
  • Ayuda a prevenir incendios forestales.
  • Requiere de menos recursos energéticos, ya que aprovecha los recursos que le da la Sierra, el monte.
  • Preserva los ecosistemas y la diversidad de especies.
  • Da productos de mejor calidad totalmente naturales.

 

Además de estos beneficios, apostamos por este modelo debido a los 3 beneficios siguientes.

 

1. La ganadería sostenible frena la despoblación rural

 

Debido a las políticas de las últimas décadas, muchas personas han emigrado del campo y los pueblos a las grandes ciudades.

Sin embargo, la ganadería sostenible da vida a las zonas rurales. En nuestro caso, supone la repoblación de los pueblos de la Sierra Norte de Madrid. Esto es muy importante, ya que algunos de ellos ni siquiera llegan a los 50 habitantes.

Nos encanta ver que nuestra tierra ofrece oportunidades a los más jóvenes y que cada vez más familias quieren vivir aquí en contacto con la naturaleza.

Es una forma de fomentar el enriquecimiento de estos territorios, al contrario que en las macrogranjas, que lo tienen todo automatizado y apenas generan empleo.

 

Montaña donde hay pasto de ganadería sostenible

 

2. Es indispensable para la limpieza de campos y la gestión del medioambiente

 

La ganadería sostenible es una vuelta a la forma tradicional de pastoreo.

Permite recobrar el equilibrio en la naturaleza, ajustarse a la demanda y preservar el planeta (es más afín a la ecología).

Nuestras vacas y terneras pastan al aire libre y esto trae numerosos beneficios:

  • Los caminos se mantienen abiertos gracias a ellas.
  • Hay mayor biodiversidad, ya que incentivan la aparición de otras especies.
  • Fomentan la renovación del suelo, generando un impacto positivo en la agricultura.
  • Regulan los ciclos del agua.
  • Ayudan a controlar los incendios.

 

Esto es posible gracias a la interacción de especies autóctonas, que además preservan el patrimonio cultural y la identidad del territorio.

Por último, también son prácticas respetuosas con el medioambiente porque no contaminan.

De hecho, el metano de las vacas es reabsorbido por la naturaleza a los 10 años. Al contrario que otros tipos de metano, que permanecen en el planeta durante más de 100 años.

 

3. Tiene en cuenta el bienestar animal

 

El bienestar animal también es importante para nosotros.

Por este motivo, nuestro ganado tiene la supervisión de veterinarios. Así nos aseguramos de que están sanos y seguimos sus consejos, algo que también repercute en la producción de la carne.

No empleamos sustancias químicas como antibióticos, antiparasitarios u hormonas (excepto por motivos de salud).

Nuestras terneras se crían al aire libre pastando a su antojo.

Como te decíamos antes, es una vuelta a los ciclos naturales del planeta para cuidar del entorno, repoblar las zonas rurales y ofrecerte un producto de calidad.

 

Vaca alimentándose de pasto

 

¿Qué alimentos nos aporta la ganadería?

 

Aunque se pueden obtener otros productos, nosotros nos centramos en la producción de carne de ternera a demanda.

Se trata de una carne de primera calidad con un sabor exquisito debido a los cuidados de nuestros animales y a las prácticas que te hemos contado.

Se nota la alimentación a base de pastos naturales, que repercute en el aroma y el gusto que disfrutarás en tu plato.

Otra de las prácticas que nosotros mismos realizamos es criar a las terneras entre 8 y 10 meses en el campo y entre 8 meses y 1 año mantenerlas en una mini producción intensiva. A su vez, el abono que se genera gracias a esta práctica se reutiliza para mejorar las fincas donde estas mismas terneras pastarán el año siguiente.

Creemos en prácticas que enriquezcan la vida rural, que respeten el medioambiente, pero que también te permitan acceder a carne fresca de calidad a un clic de distancia.



Abrir chat
1
Buenos días 👋, soy Esther de @delganaderoatucasa ¿en qué puedo ayudarle? puede que esté trabajando en la finca con mis vacas si tardo en contestarle pero, le daré respuesta lo más pronto posible o si lo desea puede enviar un email a info@delganaderoatucasa.com